Los planes de la criptobolsa en quiebra FTX para vender sus futuros de moneda digital y la cámara de compensación LedgerX, entre otros negocios, fueron cuestionados por el Fideicomisario de EE. UU. el 7 de enero, según Reuters.

Según la presentación, el fideicomisario de EE. UU., Andrew Vara, solicitó una investigación independiente antes de cualquier venta, alegando que la información valiosa relacionada con la bancarrota del intercambio podría verse comprometida. El documento dice:

“La venta de causas de acción potencialmente valiosas contra los directores, funcionarios y empleados de los Deudores, o cualquier otra persona o entidad, no debe permitirse hasta que haya habido una investigación completa e independiente de todas las personas y entidades que puedan haber estado involucradas en cualquier malversación, negligencia u otra conducta procesable”.

En un esfuerzo por recuperar los fondos perdidos de los clientes de la bolsa, la nueva gerencia de FTX planeó vender sus unidades en Japón y Europa, junto con la bolsa de derivados LedgerX y la plataforma de compensación de acciones Embed. En una presentación del 15 de diciembre, los abogados que representan a FTX argumentaron que vender estos negocios maximizaría el valor para el estado de FTX.

Relacionado: los clientes de FTX quieren más información sobre los planes de FTX para vender subsidiarias

Los abogados de FTX también estiman que una posible venta de las unidades sería mucho más sencilla, ya que fueron adquiridas recientemente y operadas de forma independiente a FTX. Las subastas del negocio estaban previstas para comenzar en febrero con la venta de Embed, seguida de otras tres subastas en marzo.

FTX Japón estuvo sujeto a órdenes de mejora y suspensión comercial en noviembre en medio del colapso de su empresa matriz. FTX Europe también vio suspendidas sus licencias y operaciones luego de una solicitud de la Comisión de Bolsa y Valores de Chipre, informó Cointelegraph.

Hay más de 110 interesados ​​en comprar una o más de las 134 empresas incluidas en el concurso de acreedores. FTX ya ha celebrado 26 acuerdos de confidencialidad con contrapartes.

El fundador y ex director ejecutivo de FTX, Sam Bankman-Fried, se declaró inocente de todos los cargos penales relacionados con el colapso del intercambio de criptomonedas el 3 de enero, incluido el fraude electrónico, el fraude de valores y las infracciones de financiación de campañas.