Los fondos de activos digitales registraron entradas por un total de 433 millones de dólares durante 2022, el nivel más bajo desde 2018, cuando las entradas en la criptoindustria alcanzaron los 233 millones de dólares, según la firma de inversión en criptomonedas Coinshares.

El apetito de los inversores por los activos digitales no parece haberse visto completamente afectado por el criptoinvierno, pero alentó las inversiones en criptoactivos en un año marcado por la caída de los precios y el colapso de muchos actores de la industria. James Butterfill, investigador de CoinShares, señaló en el informe semanal que:

“En un año en el que los precios de bitcoin cayeron un 63%, un claro mercado bajista precipitado por la exuberancia irracional y una FED demasiado agresiva, es alentador ver que los inversores en general siguen eligiendo invertir”.

Los mayores ganadores de 2022 fueron Bitcoin (BTC) y los productos de inversión de múltiples activos, con entradas por valor de 287 millones de dólares y 209 millones de dólares, respectivamente. Las entradas del año pasado fueron significativamente más bajas que en 2020 y 2021, ambos años de mercado alcista, cuando alcanzaron los 9.100 millones de dólares y los 6.600 millones de dólares, respectivamente.

2022 también vio el surgimiento de productos de inversión corta, según el informe, que ascendieron a entradas de $ 108 millones, lo que representa solo el 1,1% del total de Bitcoin bajo administración. “Siguen siendo un activo de nicho”, afirma el investigador.

Canadá y Suecia tuvieron las mayores salidas el año pasado, con un total de $436 y $446, respectivamente.

Entre las mayores caídas por activos, Ether vio $ 402 millones en salidas en 2022. “Ethereum tuvo un año tumultuoso que creemos que se debió a las preocupaciones de los inversores sobre una transición exitosa a la prueba de participación y problemas continuos sobre el momento de la eliminación de la participación, que creemos que ocurrirá en el segundo trimestre de 2023”, señaló Butterfill.

El informe también indicó que las salidas de mediados de año en 2018 superaron las de 2022, con salidas semanales totales que alcanzaron el 1,8% del total de activos bajo gestión (AuM). Comparativamente, las salidas en 2022 alcanzaron un máximo semanal de solo el 0,7 %.