Los reguladores de Nueva York anunciaron el 4 de enero que el intercambio de criptomonedas Coinbase pagará una multa de $50 millones e invertirá otros $50 millones en su programa de cumplimiento, luego de un acuerdo con el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York.

La multa se emitió después de que los reguladores descubrieran que la compañía había permitido a los clientes abrir cuentas sin realizar suficientes verificaciones de antecedentes, lo que podría violar las leyes contra el lavado de dinero. La falla de la compañía para identificar adecuadamente a los clientes y monitorear su actividad en busca de actividad sospechosa se identificó inicialmente durante un examen de rutina en 2020, pero los reguladores determinaron que los problemas de la compañía persistieron, lo que llevó a una investigación formal en 2021.

Coinbase se enfrentó a una acumulación de más de 100 000 alertas sobre transacciones de clientes potencialmente sospechosas que no estaban siendo examinadas, y se descubrió que solo había realizado comprobaciones básicas de “Conozca a su cliente” antes de permitir que las personas abrieran cuentas.

Esta es una historia en desarrollo, y se agregará más información a medida que esté disponible.